☝️

Conclusiones claves

  • Los Traders, suelen cometer errores cuando actúan según 4 emociones básicas: miedo, codicia, esperanza y vergüenza. La mejor forma de combatir el miedo es tener una estrategia estricta de trading, invertir cantidades razonables y establecer órdenes restrictivas.
  • La llamada FOMO, codicia y miedo a perderse algo, fuerza a los traders a hacer movimientos irracionales. Para evitarlo, necesitarás cerrar la operación inmediatamente una vez se alcance tu meta.
  • La esperanza al operar, consiste en tener expectativas irreales y nunca debería motivar tu toma de decisiones.
  • La vergüenza producida al cometer errores puede combatirse con este mantra de Silicon Valley: “Acepta tus fallos”. Las emociones extremas, deben tratarse inmediatamente con técnicas especiales.

¿Qué es necesario para ser un trader exitoso? Los traders principiantes dirían que el “Dinero”. Sin embargo, cualquier trader con experiencia añadiría: “la Estabilidad Emocional”.

El bienestar psicológico es una de las cualidades más valiosas del trader.

El dinero, análisis, formación y experiencia también son importantes. Pero el mercado te quitará inmediatamente tu dinero si no eres capaz de dominar estas 4 emociones básicas que manejan tu cerebro al operar:

  • Miedo
  • Codicia
  • Esperanza
  • Vergüenza

Entender estas emociones es importante por al menos 2 razones:

para controlar tu comportamiento y no dejarte influenciar por las emociones al operar

para entender cómo estas emociones motivan a otros traders – después de todo, eso es lo que mueve el sentimiento de mercado y hace que los precios suban o bajen.

Vamos a enfrentarnos a estas 4 emociones y aprender a controlarlas– antes de que empiecen a controlarte a ti.

Miedo

El miedo es una reacción natural a las amenazas. En el trading, hace referencia al pánico que tiene lugar como reacción a la amenaza de perder los potenciales beneficios. Pero en el mundo moderno, con instituciones complejas socioeconómicas, las reacciones primitivas no siempre son útiles. La esencia del trading es la transferencia de ciertos recursos para obtener beneficios. Por tanto, cualquier estrategia, incluso las de menos riesgo, implican pérdidas operacionales.

Si no aprendes a asimilar los riesgos, no hay nada que puedas hacer en el mercado. Al igual que no te enfadas por el cambio de estación, no deberías hacerlo por las pérdidas.

Veamos un ejemplo cinematográfico que lo explique mejor. En la película “Dune” de Denis Villeneuve, una bruja se acerca al presunto mesías Paul Atreides — quiere asegurarse de si realmente es “el elegido” o si solo es un chico asustado. Le clava un dardo envenenado en el cuello y le ordena poner la mano en una caja negra. ¿Qué hay en la caja? Dolor. Para sobrevivir, Paul debe superar el instinto de sacar la mano, no importa cuanto duela. La mente de Paul debe superar sus instintos básicos — de lo contrario, la partida para él, habrá terminado.

Cada vez que abres una operación, te conviertes en Paul Atreides. Debes superar el miedo, sabiendo que es la única forma de obtener beneficios.

Cuando el miedo se apodera de ti, hace que te centres en las malas noticias, que cierres posiciones largas, o abras nuevas posiciones cortas. Un inversor asustado no puede tomar decisiones racionales en base a expectativas razonables del comportamiento del mercado.

En todo el mercado, el miedo se manifiesta a medida que más gente vende y se intensifica el pánico general. Así pues, siempre que veas una tendencia bajista, sabrás que hay muchos traders asustados detrás de su pantalla. Dicho lo cual, al saber cómo funciona el miedo, podrás predecir mejor los movimientos del mercado y tener resultados más beneficiosos para ti.

El miedo en el trading tiene muchas caras:

  • Miedo a las pérdidas — el Rey de los Miedos de los traders. Se puede superar pensando a largo plazo: debes ver las pérdidas como parte del sistema. Un trader principiante deberá buscar una estrategia poco arriesgada y seguirla, apoyándose enel Stop-Loss y el Take-Profit.
  • Miedo a la espera. Está estrictamente relacionada con el miedo a las pérdidas: «Si espero demasiado, puede que pierda la oportunidad”. El problema es que cerrar temprano una operación rentable lleva a una pérdida de beneficios. Para combatir este miedo, volvamos a mirar a largo plazo: piensa en ello como un sistema completo, sigue la estrategia escogida y controla tus emociones.
  • Miedo a invertir dinero real. Mucha gente sigue con la cuenta de demostración durante meses. Es verdad, ganan experiencia, pero también pierden el tiempo. ¿Cómo se corrige? Entendiendo que es imposible aprender a nadar sin tirarte a la piscina. Es necesario darse cuenta de que mientras tu estás operando con dinero falso, alguien está ganando dinero de verdad. Paradójicamente, el miedo a perder el tiempo funciona muy bien frente al miedo a operar de verdad.
  • Miedo a las grandes inversiones. Muchos traders principiantes operan con pequeñas cantidades: “Si pierdo, no será para tanto”. Pero operar en serio en las bolsas globales requiere de sumas relativamente grandes. Este dinero es necesario para trabajar normalmente en las estrategias de riesgo bajo. Si introduces una operación con una cantidad de depósito pequeño, puede que no estés usando suficientes fondos, es decir, no tendrás dinero suficiente para que la operación obtenga beneficios. Para superar este miedo, deberás determinar la cantidad que necesitas para implementar tu estrategia. Recuerda: si no tienes suficiente dinero para operar con la estrategia escogida, las probabilidades de perder una cantidad de depósito pequeña son mayores que con una grande.
  • El miedo a usar mucho dinero está basado en el síndrome del impostor. Si un trader no está acostumbrado a usar grandes cantidades, pensará que no merece grandes beneficios, y el tamaño del premio provocará errores y estrés. Tienes que analizar tus aptitudes psicológicas: ¿crees que el dinero es diabólico? Si es así, lo vas a perder. Te mereces obtener grandes beneficios, y eres digno de ello.
  • El miedo al broker“¿Y si el broker me engaña con las comisiones? ¿O se lleva mi depósito y desaparece?” Es el miedo más fácil de tratar: escoge un broker de confianza con buena reputación, licencias y un gran recorrido en la industria.
  • Miedo a los desafíos. Puede que estés pensando que el trading es muy difícil, y tu cerebro no sea capaz de procesar todas estas estrategias y análisis de trading. No eres el único. La buena noticia es que para tener éxito a la hora de operar, la actitud mental es más importante que las matemáticas. Hace tiempo no sabías leer, ¿no es así?
  • Miedo al futuro. Ser trader no tiene las mismas garantías que un trabajo “normal”. A muchos principiantes les preocupa de qué van a vivir si la operación no les proporciona los beneficios esperados. Hay que asumir la responsabilidad y no es para todo el mundo. Los planes financieros ayudan a enfrentarse a los miedos futuros. Deberás tener un respaldo económico para varios meses, tener tus gastos personales bajo control y gestionar tus ganancias con responsabilidad.

Codicia

La codicia es una de las respuestas básicas y de las estructuras mentales más antiguas: una defensa evolutiva ante las necesidades vitales y una motivación para adquirirlas. Pero en el trading, “los cerdos acaban en el matadero” (“cerdos” hace referencia irónicamente a los traders codiciosos).

La incapacidad de controlar el deseo de volverse rico rápidamente lleva a errores típicos:

  • Mantener una operación perdedora más tiempo de lo que es aconsejable
  • Intentar “tener un golpe de suerte”
  • Ver las noticias financieras con demasiado optimismo
  • Ignorar las malas noticias
  • Pasar por alto las señales obvias de riesgo

Al igual que el miedo, la codicia solo se derrota cuando tienes un plan de trading basado en el pensamiento racional.

El miedo a perder una oportunidad (FOMO) es el hermano gemelo de la codicia, en cierto modo. Para los traders, se convierte en un miedo obsesivo a perder la oportunidad de ganar beneficios y no experiencia, y de perderse alguna oportunidad. Las señales del FOMO son:

– “quedarse hipnotizado” con los gráficos durante horas

– sacar el smartphone cada vez que hay una notificación del mercado

– comprobar de forma obsesiva las noticias económicas

– no ser capaz de centrarse en otras cuestiones

El riesgo de sufrir de FOMO no está relacionado con el IQ. Las fobias son un miedo irracional. El primer paso para superar este miedo es aceptarlo. El segundo paso es seguir estas acciones:

  • «Dieta Digital»: limpiar los feeds de noticias, establecer límites en la lectura de noticias. Para hacerlo, es importante darse cuenta de que al menos el 90% de la “información importante” que persigues es basura.
  • Establecer alertas: deja solo los eventos más importantes
  • Separar el trabajo de la vida personal. Por ejemplo, puedes tener dos teléfonos: uno para trabajar y otro para jugar.

Esperanza

En general, la esperanza es una emoción positiva: nos ayuda a superar los periodos más difíciles de nuestra vida, incluídos los reveses más duros. Pero la esperanza irracional está más asociada a la codicia y al miedo a sufrir pérdidas. Una persona empieza a desear apasionadamente que tenga lugar algún evento, se vuelve supersticiosa y descuidada. La esperanza es una fuerza motriz en la toma de decisiones: el mercado podrá ir en su contra, pero ellos continuarán esperando y pensarán — “¡Yo voy a tener suerte!”

Es crucial recordar que la única fuerza que debe moverte en la toma de decisiones son una mentalidad fría y tu estrategia de trading. No tienes que enfrentarte a la esperanza — después de todo, todo el mundo entra al mercado esperando obtener ganancias — pero tus deseos nunca deberán dominar tu pensamiento analítico.

Vergüenza

La vergüenza provoca el deseo de recuperar lo que se ha perdido y empuja al trader a la cuerda floja. ¿De qué se avergüenza un trader? Fallos, malas decisiones, oportunidades perdidas. Al igual que el miedo y la codicia, la codicia aumenta los niveles de cortisol (la hormona del estrés), haciendo que el trader pierda el control y lo estropee aún más.

Es interesante que en muchos casos, la vergüenza no llega a estar ni justificada — por ejemplo, cuando los traders sufren pérdidas que están aceptadas en su estrategia desde el principio. O cuando la vergüenza viene de fuera: padres, amigos, o parejas que no aprueban el trading.

Sea cual sea el caso, los libros sobre psicología de trading aseguran que la única forma de enfrentarse a este sentimiento paralizador es aceptar el fracaso. ¿Sabías que los inversores de Silicon Valley prefieren dar fondos a los emprendedores que tienen un recorrido de startups fallidas? En el gran mundo de las tecnológicas, estar acostumbrado al fallo y saber recuperarse es más valioso que el éxito. Un error no es un drama, sino una experiencia, y aquellos que no cometen errores nunca logran progresar.

Alerta: emociones extremas

A veces, el miedo, la codicia, la esperanza, la vergüenza y otras emociones se mezclan y se intensifican hasta estados psicológicos extremos: tilts y trances.

El llamado ‘Tilt’ es un término que se usa en poker para referirse a una ruptura emocional similar a la locura. Su peligro reside en que apaga todos los mecanismos internos de control, a menudo, la persona ni se acuerda de lo que ha hecho en este estado. También puede darse el caso de sentir que es otra persona la que actúa en tu lugar. Puede haber un sentimiento de vacío en tu cabeza, calores o escalofríos.

El ‘Trance’ es menos intenso pero es un estado aún más peligroso porque es más a largo plazo. En un trance, el trader pierde su voluntad y su mente. Se convierten en zombies: no pueden separarse del monitor y los gráficos, abren operación tras operación y no pueden parar — incluso tras perder el depósito completo.

  • Tanto el tilt como el trance son extremadamente peligrosos. Las siguientes categorías están en riesgo:
  • Traders en mal estado mental por culpa de un estrés duradero.
  • Aquellos que acumulan emociones negativas y no saben cómo relajarse. Por fuera, parecen tranquilos, pero por dentro, son bombas de relojería.
  • Aquellos que operan muy intensamente, abriendo rápidamente muchas transacciones y sin tomarse tiempo para pensarlas.
  • Traders agotados que cometen más y más errores, y por culpa del cansancio, se olvidan de los mecanismos de control.
  • Los traders “estrellitas” que recientemente han ganado grandes beneficios.

Si notas cualquiera de estas señales, actúa inmediatamente.

Consejos psicológicos de Trading para enfrentarse a emociones intensas

1. Nunca entres al mercado en un mal estado emocional: cuando estés cansado, ansioso o agotado. Si te sientes de esta forma, tómate un respiro o incluso vacaciones.

2. Tómate un descanso después de lograr grandes beneficios o sufrir grandes pérdidas

3. Nunca operes por revancha o venganza

4. Limita tus horas de trading por día. Cuanto más estés en el mundo virtual de los mercados, más fuerte será tu fatiga, provocando la pérdida del auto control. Si eres propenso a trabajar demasiado, ponte una alarma.

5. No operes por diversión. Aunque puedes hacer una excepción en la cuenta de demostración

6. No superes la cantidad diaria de operaciones permitida por tu sistema de trading. Trabaja estrictamente con límites de riesgos.

7. Y finalmente — si sufres de tilt o trance y te llevan a tristes consecuencias — acepta tus errores y déjalo estar. Sé un juez benévolo. Perdónate a ti mismo.

Conclusión

Un mercado volátil e impredecible está inevitablemente asociado al estrés. Por tanto, los traders de éxito prestan atención no solo a los gráficos sino también a su estado emocional.

Miedo, codicia, esperanza irracional o vergüenza, son muy peligrosas en el trading porque aumentan los niveles de cortisol y apagan la mente, con terribles consecuencias. Por tanto, entender estas emociones es importante para mantener su propia salud mental y entender el comportamiento del mercado como un todo. Después de todo, los traders al otro lado de la pantalla son solo humanos, propensos a las mismas emociones.

Operar ahora