IQ Study

Muchos traders creen o bien en el análisis técnico, o bien en el fundamental. Los partidarios del primero afirman que el mercado es una herramienta perfecta de validación que todos los factores (que pueden afectar al precio y son sobradamente conocidos) son reflejados por defecto en el gráfico de precio. Por tanto, puede ser usada por sí sola o en el proceso de toma de decisiones. Aquellos que creen en el análisis fundamental prestan más atención a el valor intrínseco del activo, que según ellos, no siempre se toma en cuenta por parte del mercado. En el artículo de hoy, vamos a echar un vistazo en profundidad a ambos tipos de análisis y a decidir cual escoger — si es que hace falta elegir uno.

Fundamental vs Técnico. ¿Qué Tipo de Análisis Escoger?

Análisis Fundamental

El análisis fundamental es un método por de evaluación de activos en base a el concepto del valor intrínseco. Este último es el valor ‘real’ del activo subyacente, que no siempre se refleja en el precio del mercado. Efectivamente, cuando decimos que un valor se comercia con una prima o un descuento, nos referimos a que su precio de mercado no es idéntico a su valor intrínseco. Los factores económicos, financieros y políticos, se tienen en cuenta cuando se evalúa la fiabilidad desde el punto de vista fundamental. La finalidad de este tipo de análisis es decidir un precio objetivo, que puede luego compararse al precio de mercado. En caso de que el precio intrínseco sea inferior al precio actual, es inteligente vender el activo. Si se cumple lo contrario, lo más prudente es comprarlo.

A pesar de que este método se aplica normalmente a valores, en realidad puede ser usado con casi cualquier activo. Para poder evaluar un par de divisas (comerciado en el mercado del Forex), el trader puede querer echar un vistazo a los tipos clave de interés, a la tasa de inflación o al crecimiento del PIB. Todas las mencionadas puede influenciar enormemente las tasas de cambio. Para los valores, las ganancias, los beneficios y sus derivados, juegan un papel notable. Warren Buffett, conocido como el Oráculo de Omaha, es partidario de este enfoque.

Aquí tienes un ejemplo del análisis fundamental y cómo funciona. Cuando Facebook publicó uno de sus reportes de beneficios hace tiempo, el mercado esperaba un incremento de beneficios del 43%, pero la compañía solo logró un aumento del 42%. Eso, unido a la desaceleración en el crecimiento de usuarios tuvo como resultado un descenso del 20% en el precio de sus acciones. ¡Un buen golpe! Cabe la pena mencionar que tal caída en el precio podría haber sido predecida con la ayuda del análisis técnico.

No olvides que no todos los factores fundamentales son cuantitativos, pueden haber dos interpretaciones opuestas del mismo conjunto de lecturas.

Análisis Técnico

El Análisis técnico, en cambio, se basa en los datos históricos del mercado, es decir, el volumen de operaciones y el precio. Este tipo de análisis no está particularmente interesado en el valor intrínseco y en sus aplicaciones prácticas. Los analistas técnicos creen que el rendimiento pasado de un activo, mostrado en el gráfico de precio, es un mejor indicativo del comportamiento futuro que el valor intrínseco. Esta corriente de pensamiento postula que los patrones pueden ser observados en el comportamiento de cualquier activo y, lo que es más importante, tienden a repetirse a lo largo del tiempo. El análisis técnico, por tanto, intenta predecir los patrones mencionados y capitalizar con ellos.

Fundamental vs Técnico. ¿Qué Tipo de Análisis Escoger?

Dado que toda la información importante está disponible abiertamente en el mercado (todo lo demás se calificaría como ‘insider trading’ lo que es ilegal), se cree que el precio siempre refleja “la suma total del conocimiento de todos los participantes del mercado.”

Todo activo, comerciado en el mercado, está sujeto a las leyes básicas de la oferta y la demanda. Una oferta baja y una alta demanda disparan el precio del activo arriba. Por el contrario, una alta oferta y una demanda baja, hacen que baje. Los analistas técnicos siguen las discrepancias entre los dos para poder predecir el rendimiento futuro de un activo. A lo largo de los años, se crearon una enorme variedad de indicadores de análisis técnico. Algunos de ellos ayudan a determinar la tendencia prevalente. Otros son formidables encontrando reversiones. No existe el indicador perfecto. Cada uno de ellos tienen características únicas que ayuda a resolver problemas concretos.

Podría decirse que mientras el análisis fundamental funciona mejor en intervalos de tiempo largos, el análisis técnico se usa predominantemente por los traders de día, y los traders que trabajan en intervalos de tiempo más cortos.

¿Qué escoger?

Puede que creas que hay un tipo de análisis que se adaptará mejor a tu estilo de trading, y puede que tengas razón. Sin embargo, como no hay un indicador técnico que sea apropiado para todo, no hay un método correcto o erróneo de predecir las futuras fluctuaciones de precio. Más bien piensa en las técnicas de análisis técnico y fundamental como dos caras de una misma moneda, que se complementan perfectamente entre sí. Según Michael Marcus, un trader icónico que ha multiplicado su cuenta en 2.500 veces a lo largo de 10 años, el análisis fundamental y el técnico debería confirmar al mismo tiempo una operación para poder abrirla. No significa que esta combinación nunca vaya a fallar. Además, las probabilidades de un resultado positivo son mucho más altas de esta forma.

*La información relacionada con el rendimiento pasado no es un indicador fiable del rendimiento futuro.

Opera ahora

Write A Comment